domingo, 24 de septiembre de 2006

El comienzo

Si, esta es mi primera vez (por lo del blog) da un poco de vértigo,  y asusta un poco pensar que te puede leer todo el mundo conocido o no, y...  lo peor cuantas veces me equivocaré etc etc etc.

Todo esto empezó con un chequeo rutinario de empresa, si esos que no te quieres hacer por si acaso te sacan algo que ni siquiera sabes como se escribe. Total que éteme aquí con el resultado en la mano tenía de todo lo malo y poquito, muy poquito de lo bueno (la sonrisa) bien; esto merece un cigarrito y tiempo para pensar, encendí mi ducados con el Zipo (calada valorativa) otra calada profunda de esas que notas hasta el último alveolo y te pones a pensar...

Hay que joderse que no deje de fumar, que para lo que me queda no merece la pena, un vez muerto donaran mis pulmpnes a alguna empresa de asfaltado y le pondran mi nombre a alguna calle. De esto hace ya casi tres años, lo recuerdo porque acababa de cumplir cuarenta años.