martes, 17 de octubre de 2006

¿Seré Masoca?

Hace casi un año que hice mi primera media, si si, 21.097 metros. Fue en Granada.

Recuerdo que por no molestar a nadie salí el último, tengo la impresión de que pasaron varios minutos hasta que logré cruzar la línea de salida, estaba tranquilo y atontado había una cantidad enorme de gente, poco a poco me centré y corría muy bien como engrasado sin apenas esfuerzo (¡claro llevaba dos kilómetros!)

Después de cruzar el barrio del Zaidin y encarar la calle Arabial la cosa marchaba el ritmo era bueno, que digo, era buenísimo, me pegue como una lapa a un señor mayor que corría muy bien, con un ritmo muy fácil de seguir, solo había un problema que este señor parecía mi padre y además llevaba la pancarta de dos horas, así que apreté un pelín y me fui, no me costo mucho esto me animó, corría sin pensar en nada, y la fastidie, me deje llevar por la euforia no medí bien entonces fue cuando vi la pancarta de 10km estaba situada en una zona de nueva construcción de Granada y en una pequeña cuesta (muy larga pero de poca inclinación ), de pronto, se agolparon todos los malos pensamientos del mundo, la respiración se hizo difícil y me quería para de hecho comencé a caminar, no sé cuanto duró esta sensación, otro corredor se puso a mi lado y me dio ánimos me dijo que este era el kilómetro mas duro y ya lo había pasado, el resto era bajada (hasta la Gran Vía) y podría descansar algo.

Un poco mas abajo estaban los bomberos, en el parque antiguo, no paraban de animar y esto me dio un chute de moral, de este modo superé este mal trago, como pude, llegue a la Gran Vía, aquí había un puesto de avituallamiento y pude beber agua fresca, me quedaban seis kilómetros y un cuesta abajo muy larga (todo Reyes Católicos, Puerta Real) Aquí en Puerta Real estaban mis padres que me animaban como si fuera un súper estrella (mas moral).

Los kilómetros pasaban (despacito) pero había recuperado las fuerzas, y muy mal se tenía que poner la cosa para no terminar, mi mujer y mis hijos estaban dispuestos estratégicamente de forma que me aminaban en los últimos tramos (el Arma Secreta) antes de llegar a la meta, a todo esto el señor mayor que había corrido con la pancarta todo el camino estaba a una manzana de mí crucé la meta 1:59:01.


Balance:

No controlo ni p´atrás.

Ya se que es una “pájara”

Definitivo estoy enganchado...... ergo ¿seré masoca?



 

2 comentarios:

Jesús dijo...

Me da miedo empezar una media, no sé como acabaré.

Edu dijo...

Muerto, pero con una sonrisa que tarda mucho en borrarse, UN SALUDO.